martes, 6 de octubre de 2009

Volví!

Había abandonado el blog. Ando con muchas cosas, muchas oblaciones, y muchos placeres y actividades que a esta altura del año se están convirtiendo en oblaciones también. Estoy muy cansada. Hace un mes que todos los días (absolutamente TODOS) me duele la cabeza. Pero bue... acá estoy.

Este cuatrimestre empecé en la facultad un Taller de Escritura Creativa, y eso me (re)generó una rutina de escritura. Lo que viene a continuación es una de esas tantas cositas que estuve escribiendo. La consigna era escribir en la clase un diálogo de no más de diez lineas, a partir de la frase "Ellos lo niegan, ellos lo niegan". Luego continuarlo en casa.

Todavía no le encuentro título.




Su impaciencia se expresaba claramente en el temblor de su pie izquierdo. Sobre las rodillas una pila de papeles, sobres y pequeños cartones amenazaba con caerse y desparramarse por todo el suelo de la sala de espera.

- ¡Gutierrez!

El médico comenzó a escribir la historia clínica silenciosamente, hasta que la mujer lo interrumpió de un grito:

- Ellos lo niegan, ellos lo niegan, doctor. Pero estoy segura de que mi cuerpo está invadido al menos por tres enfermedades distintas.
- ¿Cuáles son sus síntomas?
- ¡Todos los que existen! Dolores internos y externos, picazón, nauseas, jaquecas, mareos, calambres, distorsión en los sentidos...
- ¿Los otros médicos le hicieron estudios?
- ¡Por supuesto! Tomografías, radiografías, análisis de sangre y orina, punciones, biopsias... de todo.
- ¿Y qué le hace pensar qué yo descubriré algo distinto que los demás?
- La desesperación.

6 comentarios:

  1. Volviste :)
    Qué lindo un taller de escritura creativa.
    Muy lindo texto!

    ResponderEliminar
  2. Me encantó el texto, amiga, mucho.
    Yo también te extraño, veámonos cuando estés libre. Avisame.
    Te quiero mucho :)

    ResponderEliminar
  3. volver al taller y a esscribir con mameluco!

    palabra magica para demostrar que no soy un spam: corail

    ResponderEliminar
  4. JULIANA: Excelente escrito que refleja la realidad de muchas personas que somatizan sus duelos sin resolver. Espero que pronto le encuentres título.

    ResponderEliminar